Un juez de la provincia de Catamarca difundió una conmovedora carta que escribió un padre a la directora del colegio de su hijo en la localidad de Fray Mamerto Esquiú, explicándole que el menor no estaba yendo a clases ya que no tenían recursos para pagar el boleto de colectivo.

Carta colegio info.jpg
"Señora Directora, soy el papá de... Quería aclararle que mi hijo no fue por estos días a la escuela por razones económicas. No tenía para darle para el boleto, no ando bien estos días con trabajo, le pido mil disculpas y espero sepa entender. Por las dudas no pueda volver a ir usted ya sabe el porqué; yo vivo solo con mi hijo y no tengo otra entrada más que las changas que hago con albañilería", se puede leer en la nota que salió en el diario El Ancasti.

Hasta pidiendo disculpas por su difícil situación económica, el progenitor envió esta nota que recibió la preceptora del establecimiento, quien tuvo la sensibilidad de hacerla llegar a manos del juez de menores, Rodrigo Morabito, con la intención de buscar alguna ayuda: fue así que desde el Juzgado inmediatamente se comenzó a trabajar para buscar una solución.

Morabito explicó que "no es un chico que esté judicializado, pero es un chico que está en riesgo educativo, en definitiva tratamos de darle una mano desde el Juzgado pero necesita otro tipo de ayuda: social y política. Decidí desde el Juzgado tomar el tema como si fuese judicializado, pero las manos que esperamos son las que deben llegar desde la política porque se debe conseguir trabajo al papá, elementos de la escuela para el chico que tiene además una discapacidad neurológica y vive solo con su padre, porque la madre falleció".

El juez explicó que en este momento son situaciones comunes que los papás no tengan cómo enviar al hijo a la escuela, pero destacó que este padre haya tenido el ímpetu de enviar una carta así "estremece y es necesario hacer algo urgente. La respuesta debe ser inmediata y de verdad espero que los políticos reaccionen ante esta situación tan especial que salió a la luz", dijo el juez.

Consideró también que "es común la deserción que junto con la pobreza y la violencia, son la causante del delito, pero es poco común que un papá haga una carta en esta situación; él ha llegado al extremo de justificar su mal momento y se ve que es un padre que se preocupa y está en una situación desesperante".

Consultado el ministro de Educación de Catamarca, Daniel Gutierrez, explicó que no estaba al tanto de la situación, pero aseguró que si bien no hay programas específicos para dar solución en este tipo de casos, sí se pueden buscar otras alternativas de ayuda para el chico.