La leyenda del box escuchó que un hombre amenazaba con suicidarse y acudió a la escena: "Eres mi hermano. Te amo", le dijo para convencerlo de que bajara de la ventana de un noveno piso de Los Ángeles.
El episodio ocurrió en Los Ángeles en 1981, cuando el campeón y un suicida coincidieron en el mismo momento y lugar, para fortuna del segundo, al que Ali terminó convenciendo de no suicidarse y al que luego acompañó a un hospital.

Muhammad Alí.jpg
El boxeador subió sin prestar atención a la multitud que gritaba su nombre mientras se dirigía hacia arriba. Minutos después se lo vio salir por una ventana, y comenzar a hablarle al suicida.

Ali, que murió el viernes por la noche a los 74 años de edad, se asomó por la ventana y le dijo: "Eres mi hermano. Te amo y no te mentiría. Tienes que escuchar. Quiero que vuelvas a casa conmigo".

Muhammad-Alí.jpg
Durante los tensos 20 minutos, el hombre de 21 años de edad, de Michigan, fue filmado por CBS News diciéndole a Ali que nadie lo quería. "¿Por qué se preocupan por mí? No soy nadie", le repetía el hombre al tres veces campeón mundial de peso pesado.