Según la denuncia, Víctor Lara se dirigió a la casa de su ex pareja en la calle Cuzco y violó la prohibición de acercamiento. Luego, intimidó a la joven con un cuchillo con el propósito de ver al hijo que tienen en común. Mientras la víctima corrió a la comisaría a pedir ayuda, el hombre se llevó al niño. A las pocas cuadras fue detenido.
Diez horas después de que centenares de comodorenses salieran a las calles céntricas para volver a exigir por “#Ni Una Menos”, se registró un nuevo caso de violencia de género en la ciudad. Fue en el barrio Laprida y tuvo como víctimas a una joven de 21 años y a su hijo de tan sólo 2.

Embed
De acuerdo a los datos recolectados por El Patagónico, Víctor Hugo Lara (alias "Gato") volvió a las crónicas policiales luego de cumplir una condena por robo con armas, violación de domicilio y amenazas. La justicia le unificó las causas mediante un juicio abreviado y cumplió 2 años y 8 meses de prisión efectiva. El 6 de mayo recuperó la libertad definitiva.
El individuo, de 30 años, en enero brindó una entrevista exclusiva a este diario para desmentir haber sido víctima de una violación en la alcaidía durante la Navidad del año pasado, tal como informó la policía en un principio. Se acusaba a otro interno y el propio Lara le pidió disculpas a él y a su familia por los inconvenientes que pudiera haberle provocado la situación.
En esa oportunidad, Lara aseguró que fue víctima de una violenta golpiza por parte de otros reos luego de que los efectivos lo cambiaran de pabellón. Ayer, este mismo individuo se vio involucrado en un caso de violencia de género luego que concurriera al barrio Laprida. Según la denuncia que radicó su ex pareja ante la Comisaría de la Mujer Zona Norte, el sospechoso irrumpió a las 4:20 a la casa con la intención de ver al hijo que tienen en común.

Seguí leyendo en ElPatagónico.com.