El debut de Uruguay en la Copa América Centenario de Estados Unidos no fue el esperado. El Seleccionado de Oscar Tabárez cayó 3-1 frente a México y deberá luchar para obtener su pasaje a los cuartos de final.
Sumado a esto, el sinsabor por un supuesto error arbitral en el segundo gol mexicano hizo enfurecer a los uruguayos, que además denunciaron una insólita respuesta de uno de los jueces de línea frente a las protestas.

"Yo vi una mano que el línea no cobró en la jugada del segundo gol de México. Cuando fui a protestarle, un poco fuerte, se agarró los genitales y me dijo: 'ésta es mano'", relató Fernando Muslera, arquero del Seleccionado Charrúa.

"Esas cosas capaz que no las muestran, pero yo lo vi. Si lo muestran las cámaras lo verán otras personas lo evaluarán. Pedimos fair play y respeto hacia los árbitros, pero a veces son ellos los que terminan complicándola", completó el hombre del Galatasaray turco.

El próximo encuentro de Uruguay será el jueves frente a Venezuela, en Filadelfia, y la Celeste estará obligada a ganar para mantener sus chances de meterse en los cuartos de final.