Este lunes comienza una nueva ilusión para una Selección argentina con sed de revancha. Y precisamente uno de los que más necesitan esa especie de "redención" es Ever Banega, a quien le tocó errar uno de los penales en la definición que coronó a Chile campeón de la última Copa América disputada el año pasado.
En este camino, el mediocampista del Sevilla, flamante campeón de la Europa League por tercera vez consecutiva, se sinceró en la previa del debut precisamente frente al conjunto trasandino y aseguró: "Estamos cansados de llegar a la final y no ganar".

"Es un sueño que tenemos hace mucho. Dos campeonatos seguidos que se nos fueron y tenemos la oportunidad de volver a hacerlo, con el mismo plantel, más allá de los que van y vienen", manifestó el ex jugador de Boca en diálogo exclusivo con el sitio Goal.com.

Además, el hombre de 27 años no esquivó el tema de aquel penal fallado en la definición en el estadio Nacional de Santiago: "Eso va a estar siempre en mi cabeza. Me tocó patear. Lo volvería a hacer. No va a errar el que no esté en ese momento. Fue algo muy doloroso. Al siguiente campeonato, con Sevilla, hubo un penal y fui y lo pateé. Porque es así. Es mi personalidad. No le tengo miedo a nada".

videoplayback.mp4
Finalmente, Banega valoró el grupo que se formó bajo la tutela de Gerardo Martino y ponderó que "la sencillez de cada uno lo vuelve distinto".

"La sencillez de cada uno hace lo vuelve distinto. Formar parte de la Selección es lo más lindo que te puede pasar. Estos son los mejores colores del mundo. Yo soy feliz en cada convocatoria y de formar parte de este grupo",
concluyó.