Un fallo judicial le dio la razón a Aníbal Cittá y Verónica Wallace, del Barrio Palihue de Bahía Blanca, que exigieron el traslado de una escuela especial porque "afecta la tranquilidad del lugar".
Un fallo judicial le dio la razón a Verónica Wallace y Aníbal Cittá una pareja del Barrio Palihue de Bahía Blanca que exigió el traslado de una escuela especial porque "afecta la tranquilidad del lugar". El Concejo Deliberante se apresta a cambiar el Código de Planeamiento Urbano para reabrirla.
"Nos queremos bañar en la pileta con mi mujer y están todos los chicos mirando"
Cittá explicó las razones de la insólita queja. "Es un escuela que no es apta para funcionar en el barrio porque el Código de Planeamiento Urbano no lo permite", detalló el ingeniero en diálogo con La Brújula 24.
Embed
"A nosotros no nos molesta el resto de las escuelas que funcionan en el barrio, pero el código no menciona a las escuelas especiales, por lo tanto está funcionando fuera de la Ley", afirmó.
Escuela Especial.jpg
Sin embargo, en otro tramo de la entrevista, Cittá develó otras razones por las cuáles él y su mujer se niegan a aceptar la presencia de dicha institución al lado de su propiedad. "Es muy difícil vivir al lado de esta escuela, en verano nos queremos bañar en la pileta con mi mujer y están todos los chicos mirando hacia mi patio", reconoció.

Cittá desmintió las declaraciones de la directora de la escuela, quien aseguró que al matrimonio "le molesta la cara de los chicos".

"Eso no es verdad, lo que sucede es que nos sentimos invadidos en nuestra privacidad, pero además la escuela está violando el código de planeamiento", concluyó.

El repudiable pedido fue rechazado en primera instancia por el juez bahiense en lo Contencioso Administrativo, Agustín López Cóppola. Sin embargo, obtuvo un fallo favorable luego de que fuera apelado a la Cámara Contencioso administrativa de Mar del Plata.

Escuela especial 1.jpg
Cabe destacar que la Sociedad de Fomento del barrio Palihue, se manifestó en contra y destacó los valores inclusivos por los que trabaja la institución.

El argumento técnico del fallo es tan endeble como insólito: el Código de Planeamiento Urbano habilita la actividad de escuelas primarias y secundarias dentro del barrio Palihue, pero no especifica el caso de escuelas especiales, por lo que los magistrados de alzada entendieron que si no figura dentro del código no está permitido.