Los alumnos de la escuela secundaria Luitpold-Gymnasium en Múnich, Alemania, les dijeron a sus profesores que una stripper iba a ir a la fiesta de graduación a hablar sobre la igualdad de derechos.

Striptease profesora.mp4
La dirección dio el visto bueno sin saber que la charla iba a terminar con una sorpresita: la chica se desnudó y quedó sentada encima de uno de los estudiantes. El engaño funcionó a la perfección.

La joven, que responde al nombre artístico de Jarly y tiene 33 años, llegó con un traje muy formal a la conferencia. Ofreció un corto discurso sobre la buena relación que debe haber entre docentes y alumnos, y se adentó en la materia pero no exactamente como esperaban los profesores.

Puso música, invitó a uno de los chicos a subir al escenario del salón de actos, y aunque parezca mentira, la dirección no paró la actuación de la stripper porque todos los presentes eran mayores de edad.

La fiesta terminó con un final feliz y una gran polémica entre los que apoyaron el espectáculo subido de tono y los que lo consideraron indecente.