El hecho ocurrió este lunes al mediodía, pero los cuerpos fueron encontrados pasadas las 20 de la noche Una casa en Guaymallén se desplomó y los escombros cayeron encima de ellos.
Los cadáveres de un nene de cuatro años y de su mamá, de 21, fueron hallados bajo los escombros de una casa sobre la que se desplomó la pared de un galpón abandonado, en el departamento Guaymallén, cerca de la capital mendocina.

Embed
Los cadáveres de un nene de cuatro años y de su mamá, de 21, fueron hallados esta noche bajo los escombros de una casa sobre la que se desplomó la pared de un galpón abandonado, en el departamento Guaymallén, cerca de la capital mendocina.Voceros policiales confirmaron que el hallazgo del cuerpo del pequeño se produjo alrededor de las 20.30, luego de que uno de los perros rescatistas emitiera un alerta y señalara un lugar.En tanto, el cadáver de la mujer fue encontrado minutos antes de las 23 entre los escombros de la vivienda, en la zona de la cocina, informaron fuentes de Defensa Civil."Todos teníamos la esperanza de que no estuvieran en lugar, lamentablemente a las 20 nos informaron el hallazgo del cuerpo del niño y aun no hay información sobre la mamá", había dicho más temprano a la prensa el intendente de Guaymallén, Marcelino Iglesias.El hecho ocurrió cerca de las 14.30 en una propiedad ubicada entre calles Bandera de los Andes y Las Heras, de San José, a la que acudieron decenas de policías, bomberos y rescatistas.Según las primeras averiguaciones, vecinos escucharon un gran ruido y llamaron a la policía tras ver que una pared del galpón abandonado se había desplomado sobre la vivienda contigua, en la donde vivían la joven y su pequeño hijo, y sus familiares creyeron que podían estar atrapados bajo los escombros porque no lograban localizarlos.Karen Quevedo, de 21 años, y su pequeño hijo Luciano se habían mudado hace un mes a esa vivienda interna con techo de madera y membranas, al fondo de otra casa y contiguas al galpón, que funcionó como frigorífico y luego como sitio de empaque de frutas y verduras.La joven madre, que estudiaba la carrera de martillero público, se preparaba para llevar al nene al jardín de infantes cuando ocurrió el derrumbe.El tinglado y una pared de unos 20 metros cayó sobre dos propiedades y vecinos que se encontraban en la otra vivienda lograron salir del lugar.El intendente de Guaymallén estimó muy probable que el accidente haya sido consecuencia de la humedad por las intensas lluvias, remarcó que San José tiene construcciones muy viejas que se han visto afectadas por las precipitaciones y agregó que "hoy tembló y seguramente esto también tuvo que ver”.El titular de Defensa Civil, Oscar Pizarro, había dicho a la prensa que la vivienda en la que se encontraban las víctimas quedó completamente destruida por el derrumbe.
Voceros policiales confirmaron que el hallazgo del cuerpo del pequeño se produjo alrededor de las 20.30, luego de que uno de los perros rescatistas emitiera un alerta y señalara un lugar.

En tanto, el cadáver de la mujer fue encontrado minutos antes de las 23 entre los escombros de la vivienda, en la zona de la cocina, informaron fuentes de Defensa Civil.

"Todos teníamos la esperanza de que no estuvieran en lugar, lamentablemente a las 20 nos informaron el hallazgo del cuerpo del niño y aun no hay información sobre la mamá", había dicho más temprano a la prensa el intendente de Guaymallén, Marcelino Iglesias.

mendoza 02.jpg
El hecho ocurrió cerca de las 14.30 en una propiedad ubicada entre calles Bandera de los Andes y Las Heras, de San José, a la que acudieron decenas de policías, bomberos y rescatistas.

Según las primeras averiguaciones, vecinos escucharon un gran ruido y llamaron a la policía tras ver que una pared del galpón abandonado se había desplomado sobre la vivienda contigua, en la donde vivían la joven y su pequeño hijo, y sus familiares creyeron que podían estar atrapados bajo los escombros porque no lograban localizarlos.

Karen Quevedo, de 21 años, y su pequeño hijo Luciano se habían mudado hace un mes a esa vivienda interna con techo de madera y membranas, al fondo de otra casa y contiguas al galpón, que funcionó como frigorífico y luego como sitio de empaque de frutas y verduras.

La joven madre, que estudiaba la carrera de martillero público, se preparaba para llevar al nene al jardín de infantes cuando ocurrió el derrumbe.

El tinglado y una pared de unos 20 metros cayó sobre dos propiedades y vecinos que se encontraban en la otra vivienda lograron salir del lugar.

mendoza 03.jpg
El intendente de Guaymallén estimó muy probable que el accidente haya sido consecuencia de la humedad por las intensas lluvias, remarcó que San José tiene construcciones muy viejas que se han visto afectadas por las precipitaciones y agregó que "hoy tembló y seguramente esto también tuvo que ver".

El titular de Defensa Civil, Oscar Pizarro, había dicho a la prensa que la vivienda en la que se encontraban las víctimas quedó completamente destruida por el derrumbe.