A Luna, de un año y ocho meses, le habían diagnosticado muerte cerebral el domingo. Por ingerir accidentalmente ácido de un frasco había sufrido graves quemaduras y estaba en terapia intensiva.
La beba que tomó ácido de un frasco hace 12 días, murió este lunes por la noche en el Hospital Español de Rosario.

A Luna le habían diagnosticado muerte cerebral y la madre dijo a Radio 2 que esperaba "que en cualquier momento falleciera".

La beba había tomado ácido cuando atendían a su madre en el centro Santa Teresita. Había sufrido graves quemaduras y permanecía en terapia intensiva.