El ex presidente brasileño opinó que las personas que se manifestaron contra Dilma Rousseff ahora están "avergonzadas" porque de eso surgió el gobierno interino del vicepresidente en alianza con los partidos derrotados desde 2003.
El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva afirmó este martes que las personas que protestaron con cacerolazos y manifestaciones contra la suspendida mandataria Dilma Rousseff ahora están "avergonzadas" porque de ello ha surgido el gobierno interino del vicepresidente Michel Temer en alianza con los partidos derrotados desde 2003.

Embed
A la vez, Lula evitó posicionarse como candidato presidencial al afirmar que está "en edad" de jubilarse ya que existe "gente buena, joven y con muchas ganas", aunque aclaró que es "muy temprano" para pensar en los comicios de 2018.
Durante un acto realizado anoche en Río de Janeiro en defensa de las empresas públicas y contra el "golpe" de Temer, Lula fustigó a los movimientos opositores que llevaron a la crisis política y al juicio político contra Rousseff.
Embed
"Los apoyadores del impeachent ahora están con vergüenza. Golpearon las cacerolas y lo que salió no fue un risotto, fue Michel Temer. Entonces quiero que le reclamen a Temer lo que le reclamaban a Dilma", dijo Lula, quien gobernó entre 2003 y 2010.
El líder del Partido de los Trabajadores (PT) es blanco de un pedido de investigación del fiscal general a raíz de declaraciones del ex senador Delcidio Amaral sobre su supuesta participación para proteger a la familia de un detenido por el escándalo de Petrobras.
Embed
Según Lula, "Temer no tiene derecho a hacer lo que está haciendo porque apenas fue colocado como interino".
Tras reconocer errores de la gestión de Rousseff, Lula fustigó al presidente interino por cortar los gastos de mantenimiento que la mandataria tiene en el Palacio de la Alvorada, donde espera el desenlace de su juicio político, en agosto.
"Temer le cortó el almuerzo a Dilma. A partir de ahora todos vamos a llevar la vianda", dijo ante la multitud que coreaba "Fuera Temer" y pedía para el regreso de Lula como candidato a presidente, sobre todo porque lidera las encuestas realizadas durante este año sobre escenarios electorales.