Lo afirmó la jueza federal de San Martín, Martina Forns, que hizo lugar a un recurso de amparo contra los aumentos en los servicios públicos de clubes de barrio y, días atrás, una clínica privada. "Nosotros tenemos que resolver la situación ya", argumentó en Radio 10.
Embed
La jueza de San Martín, Martina Isabel Forns, en comunicación con Radio 10, se refirió a los anuncios que esta semana hicieran el presidente, Mauricio Macri y el ministro de Energía, Juan José Aranguren, de que se contemplaría la situación de los clubes de barrio, que tras los aumentos en la luz, podrian llegar a verse obligados a cerrar sus puertas.

"Por ahora esto fue un anuncio, (los clubes) no han recibido otra facturación", expresó Fons, que en esa línea remarcó: "Nosotros tenemos que actuar ya".

club luna de avellaneda 3.jpg
En cuanto a los clubes afectados en su distrito detalló que "son seis clubes que hay, de San Martín, Tres de Febrero y Villa Balester", y en cuanto a la situación de cómo proceder con los cobros que llegan a los $40 mil en algunos casos, explicó que "tanto el Presidente, como el Ministro de Energía reconocieron públicamente que hubo errores, entonces la Ley de Medidas Cautelares da la posibilidad de dictar una medida interina, es decir una medida antes de la cautelar".

Esto detalló la jueza es "porque existen razones 'graves', 'impostergables', como dice la ley, que transmite un perjuicio, que es que no se puedan pagar las facturas de electricidad", agregando: "El problema es que estos clubes ya tenían facturas en las que venían pagando $4 mil pesos y se fueron a $40 mil. Estos clubes dan una actividad comunitaria, y esto hacen que tenga que cerrar".