Padece una enfermedad progresiva desde que nació. Su pedido de ayuda despertó la solidaridad de una cantante pop inglesa que se encargó de difundir su historia.
Ramesh Darji tiene apenas 11 años pero la piel de su cara y su cuerpo ya está arrugada, ásperam, como curtida por el tiempo y cada vez más rígida. El niño padece una extraña enfernedad que lo está convirtiendo virtualmente en piedra.

Apenas nació, Ramesh era un bebé normal y sano, según explicó su madre, Nar Kumari, al sitio inglés Daily Mail. Pero a los 15 días le aparecieron unas marcas en la piel que luego se convirtieron en escamas negras propias de la ictiosis, una enfermedad genética de la piel.

Help Ramesh Darji - Joss Stone Foundation.mp4

Los médicos Baglung, la localidad de Nepal donde viven Ramesh y su familia, aseguraron que las escamas negras eran hongos, pero la condición del pequeño empeoró hasta que a los cinco años no pudo caminar más.

niño 2.jpg

"Dijo que le dolía el cuerpo y no caminó más. Nunca nos pudo explicar qué le pasaba. Sólo nos informaba si tenía hambre o quería ir al baño. Solía sentarse a llorar, pero nosotros no sabíamos qué ocurría ni cómo ayudarlo", explicó Nanda, padre del niño.

niño 1.jpg

El caso de Ramesh llamó la atención de la cantante pop británica Joss Stone, quien ofreció un concierto en Katmandú, la capital de Nepal, para recaudar fondos para el tratamiento del niño. En total se juntaron poco más de 2 mil dólares.

Gracias a la ayuda económica Nanda, de 32 años, y Nar, de 26, pudieron costear el tratamiento en el Hospital Clínico de Katmandu, donde los médicos ya le extirparon la mayor parte de la gruesa capa de escamas con la ayuda de antibióticos y cremas.

niño 3.jpg

Ahora, Ramesh puede hablar y moverse con mayor facilidad, y los médicos se mostraron optimistas sobre su futuro.

niño 0.jpg