En las imágenes se ve sentada a una mujer que los pasajeros describieron como "endemoniada", quien gritaba cosas poco claras, hablaba de "sangre" y vomitó en el micro. El conductor la hizo descender y llamó a la policía.