Un grupo de estudiantes japoneses llevó a cabo la experiencia con resultados favorables. El resultado fue la nueva mascota de la clase.
Un grupo de alumnos de una secundaria de Chiba, en Japón, condujo un experimento durante 21 días en el cual quedó comprobado que se puede empollar un ave sin la necesidad de la cáscara de huevo.

Los jóvenes realizaron la experiencia con un vaso, film adherente y un huevo fertilizado. Además se utilizó una solución para estimular el crecimiento del embrión de pollito.

Al cabo de no más de tres días se podía observar un corazón latiendo y luego de una semana ya era clara la forma del ave, informó el sitio Daily Mail.

Chicken Embryo Development Without The Shell in a Glass