Ryunosuke Nakashita, de 36 años, confesó que quiso quitarse la vida luego de estrangular a sus dos hijos "para morir junto a ellos".
La mujer detenida en Japón cuando viajaba en un coche con los cadáveres de sus dos hijos en el asiento trasero confesó que estranguló a los menores y que planeaba suicidarse.

Ryunosuke Nakashita, de 36 años, fue detenida este miércoles, después de que la policiá parase su vehículo y hallaran en su interior los cuerpos sin vida de sus dos hijos, de 11 y 3 años.

Nakashita confesó que estranguló a los dos menores y que pretendía encontrar un lugar donde quitarse la vida porque que quería "morir junto a ellos".

Embed

El pasado martes, un familiar de Nakashita había notificado a la policía la desaparición de ésta y de sus dos hijos, originarios de la prefectura nipona de Yamaguchi.

Al día siguiente, la policía detuvo el coche en el que viajaba la mujer tras comprobar que su matrícula se correspondía con los datos notificados sobre su desaparición.

El vehículo fue hallado en la localidad de Yame, ubicada en una zona montañosa de la prefectura de Fukuoka y próxima a la colindante Kumamoto.

El padre de las víctimas desconocía el paradero de la madre y de sus dos hijos y fue informado sobre el caso por la policía el mismo miércoles.

Las autoridades continúan su investigación para esclarecer todos los detalles, y contemplan presentar cargos de asesinato contra Nakashita, según el mismo medio.