Hay diferentes y muy simples formas de escapar a la tilde azul y hacer que la persona que te envió un texto no note que vos ya lo leíste. Acá el paso a paso.