Se trata del empresario que está prófugo por el triple crimen de General Rodríguez. Los investigadores creen que el hombre pagó US$200 mil por un documento con identidad falsa.

La justicia de Paraguay ordenó este jueves la detención del empresario Ibar Pérez Corradi, prófugo por el triple crimen de General Rodríguez, en el marco de una causa por falsificación de documentos de identidad en ese país.

La información fue confirmada por la fiscal paraguaya Sandra Quiñónez, quien aclaró que a pesar de la orden de detención que pesa contra Pérez Corradi en ese país prevalecen las causas que tiene en la Argentina, en el marco de las cuales tiene pedido de captura internacional.

Lo cierto es que desde hace tiempo se presume que el empresario prófugo reside en Paraguay, donde se moviliza con documentos falsos que presuntamente obtuvo gracias a una red que operaba en el Departamento de Identificaciones de la Policía Nacional.

De la pesquisa realizada en ese país se desprende que Pérez Corradi pagó 200.000 dólares a cambio de un documento falso y un pasaporte a nombre de un joven muerto en un accidente para poder permanecer prófugo.

Embed
Luego de descubrirse el hecho, toda la cúpula de esa dependencia policial paraguaya fue descabezada y se inició una investigación fiscal que hasta el momento se centra en dos suboficiales.

Al respecto, la fiscal Quiñónez precisó que no puede asegurar que solamente dos suboficiales hayan participado de esa maniobra delictiva, ya que la cédula y el pasaporte expedidos para Pérez Corradi bajo el nombre de Walter Miguel Ortega Molinas, un joven fallecido hace casi 14 años, necesariamente tuvieron que pasar por varios filtros.

Según documentación, Pérez Corradi usó el documento a nombre de Ortega Molinas, en la que figuraba que había nacido el 25 de febrero de 1980 en Asunción, que tenía domicilio en la capital paraguaya, de 36 años y de profesión estudiante.

Embed
Lo llamativo es que Ortega Molinas tenía 22 años y falleció en un accidente cuando fue atropellado por un vehículo, cuyo conductor huyó, mientras circulaba en una moto por la localidad paraguaya de Fernando de la Mora, el 24 de noviembre de 2002.