Concienciación, legislación, prevención y educación son las claves para tener seguridad en internet tanto a nivel de usuario como en las PyMES, así lo aseguraron recientemente en un acto en Madrid expertos del sector de ámbitos varios, como la seguridad ciudadana, informáticos, abogados y empresas.
Un documento llamado "Percepción del consumidor español sobre la seguridad de su identidad", una encuesta con datos de 1.100 personas, reveló que según variables generacionales, los miembros de la Generación Z (nacidos a partir de 2001) son los más despreocupados por el asunto.

El dato es "alarmante" si se toma en cuenta que es este colectivo es el que facilita una "mayor cantidad de información personal en la red", según Card Protection Plan (CPP). Sin embargo, la Generación X, los nacidos entre 1965 y 1979, "son los más conscientes" de su importancia, seguidos por la Generación Y o "millenials" (nacidos entre 1980-2000). Por su parte, los Baby Boomers (nacidos entre 1946-1964) y los Maturist (antes de 1946) "son colectivos vulnerables, en parte por su desconocimiento de estos entornos". Los usuarios contestaron que el dato personal más relevante que proporcionan en una página web es el Documento Nacional de Identidad (DNI), seguido de información bancaria, contraseñas.

Desprotección de los perfiles en redes sociales

Pero "no hay conciencia de la desprotección de los perfiles en redes sociales o (de facilitar) la propia fecha de nacimiento", y un 40% de los encuestados reconoce no revisar nunca "la política de privacidad y otros servicios en línea".

La responsable de marketing de CPP, Estela Hernández, dijo que es importante que "la gente tome conciencia del robo de identidad", ya que a pesar de que existe una normativa para la lucha contra el fraude, es responsabilidad de cada persona.

Para ello, aseguró que se necesita "conciencia, legislación, prevención y educación". El Inspector Jefe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía Nacional, José Luis Rodríguez Fuentes, dijo que hubo un incremento de la exposición de datos personales en Internet y el crecimiento de la "inteligencia" de datos ha elevado el 70% el fraude en línea.

Embed
Añadió que la denuncia del fraude no es suficiente, ya que en muchas ocasiones la dirección IP está clonada, los datos son falsos y es necesario trabajar en colaboración con cuerpos de seguridad internacionales para el esclarecimiento de los casos.

Alertó sobre el bajo coste que tiene la venta de datos ajenos por parte de las empresas underground, "entre 3 y 10 euros la información de empresas, y 5 para acceder a las cámaras de los ordenadores de adolescentes".

El nuevo petróleo son los datos
La presidenta de la sección TIC del Colegio de Abogados, Paloma Llaneza, sostuvo que "el nuevo petróleo de economía son los datos".

Dijo que decidió eliminar su cuenta de WhatsApp tras la adquisición de esta empresa por parte de Facebook ya que "la mezcla de datos que hacen es brutal. Algunas de esas acciones, son ilegales en España", aseguró.

"Todo lo que pueda ser digitalizado, puede ser atacado", indicó, y previno sobre la ingeniería social, es decir, facilitar nuestros datos de forma indiscriminada porque muchas empresas tienen "nuestra vida" sin que nosotros lo sepamos.

Explicó que las empresas no denuncian los ciberataques por no ver perjudicada su reputación, o simplemente por desconocer que han sido atacadas y que en mayo de 2018, fecha de entrada en vigor de la nueva legislación europea sobre protección de datos, las empresas podrán ser sancionadas con hasta un 4% de su facturación global.

El representante de Lazarus Technology, Manuel Huerta, sostuvo que el primer paso para la lucha contra el fraude en Internet es que una empresa tome conciencia de la posibilidad de ser atacada, ya que en muchas ocasiones se piensa que los ataques vienen de muy lejos, cuando en realidad pueden estar dentro de la propia organización.

Anima a las pymes a protegerse porque "una empresa que pierda datos después de diez años, puede llevarle a la quiebra".

No se pensó en la seguridad

El experto informático Antonio Ramos, de "Mundo Hacker", programa de la 2 de TVE, y profesor en varios centros de educación superior, dijo que "no tenemos percepción física de lo salvaje que es el mundo digital".

"Hace veinte años, esto era controlable, pero no se pensó entonces en la seguridad", manifestó, "nadie lo entiende, pero como esto colapse... Todo está interconectado".

Pidió "un plan nacional de concienciación a nivel de adolescentes, pero también para la gente mayor que está accediendo al mundo de Internet".

Además, explicó que se está programando "un mapa de riesgo mundial donde aparecerán los riesgos digitales de empresas", el mismo que aparecerá de aquí a uno o cinco años y que permitirá medir los riesgos de las mismas.