Myriam Ducre-Lemay, una joven canadiense murió pocas horas después de que su novio, que pocas horas antes se había comido un sándwich de mantequilla de maní.

La joven de 20 años padecía de una severa alergia al maní y no se lo había contado a su novio y al parecer le había dicho algunas personas que su condición había mejorado, pero no fue así, Myriam Ducre-Lemay murió a causa del beso le dio su novio luego de haber comido el sándwich de maní.

Embed

La madre de Ducré-Lemay usó las redes sociales y varios medios de comunicación locales para dar a conocer la historia y difundir información sobre la importancia de controlar las alergias, que de no tratarse a tiempo, pueden causar una muerte casi inmediata.

Los informes médicos aseguran que en lugar de los hechos, Myriam empezó a tener dificultad para respirar e intentó utilizar el inhalador sin obtener resultados. Tampoco llevaba consigo el autoinyector de epinefrina, que es un medicamento para tratar reacciones alérgicas severas.

Su novio llamó a la policía y cuando llegaron, los paramédicos le dieron una dosis de epinefrina, pero sufrió un paro cardiorrespiratorio en el camino hacia el hospital.

mayri.jpg

Sobre el tema de las alergias, la doctora Christine McCusker dijo que los jóvenes adultos entre los 15 y 30 años tienen mayor riesgo de morir a causa de una reacción severa, de modo que deben ser tratadas y controladas por expertos.

Por su lado, la madre de la joven sigue empeñada en difundir información sobre las alergias y la importancia de informar a los más allegados para evitar este tipo de desenlaces.