La ONG Manos Abiertas denunció que en Jujuy ya murieron dos personas en situación de calle por el frío y remarcó la necesidad de intervención del Estado.
"Estamos despidiendo a Alberto, ´Quena´, como era conocido por todos, quien murió la noche del lunes y fue un terrible golpe para todos. Es el segundo muchacho que muere este año de hipotermia, de frío, además de todas las dolencias y contingencias que tiene la permanencia de personas en la calle", afirmó el integrante y voluntario de Manos Abiertas, René Casas, en diálogo con el diario Jujuy al día.

En este sentido, explicó que la muerte de este hombre "significa que hay una falla muy grande de todos": "Hay una falla inmensa del Estado que en todos sus niveles no sabe dar respuestas a estas situaciones. Que una persona se muera de frío en la calle es una falla inmensa de la sociedad, una falla de las ONGs que trabajamos en esto. Para nosotros es un fracaso muy grande", explicó.

En tanto, consultado acerca de si había más personas en situación de calle en Jujuy, Casas respondió afirmativamente. "Paradójicamente ahora que empieza el frío vemos que el número crece, es un suceso que no lo teníamos en invierno, pero empezamos a notar que el número crece y seguimos viendo chicos, y es lo que más nos preocupa".

El martes, se conoció que un hombre de entre 40 y 45 años había fallecido en la ciudad de Jujuy, donde la temperatura había llegado a ser de cero grados, con térmicas de dos grados bajo cero.

Recorrida Solidaria Portada.jpg

La víctima pernoctaba con otras personas en la esquina de 18 de Noviembre y Rivadavia de esa capital, una de las cuales notó que estaba muerto.

Poco después llegó al lugar personal de la seccional sexta y de la División Criminalística que dispusieron el traslado del cuerpo a la morgue judicial. Hoy se sabe que se trataba de Quena.