Un canal de televisión egipcio realizó una de las bromas más pesadas al hacerle creer a la actriz Heba Magdi que había sido secuestrada por un comando del Daesh.
El plan consistió en fingir un secuestro de la actriz en directo. La mujer fue rodeada por supuestos terroristas del Estado Islámico enmascarados y armados. Primero ordenaron que posara para una foto ante la bandera del grupo terrorista y, luego, le pidieron que se pusiera un chaleco suicida.

broma grupo terrorista.mp4
La mujer empezó a llorar y gritar, pero no obedeció a los hombres. Al contrario, trató de defenderse con una silla después de que los terroristas simularan varias explosiones.

Embed
Luego, en el video puede verse cómo los actores se disculpan ante una actriz que no puede contener las lágrimas. Sin embargo, la joven permanece en auténtico estado de shock.