Los dos uniformados de la Policía Bonaerense fueron procesados y son acusados de robar el dinero que una familia había pagado por un rescate. Además, habrían dejado escapar a los captores. Para liberarlo, debieron volver a juntar el dinero.

La Justicia procesó, embargó y detuvo a dos policías acusados de haberse quedado con un rescate que había pagado una familia para liberar a un joven víctima de un secuestro exprés. Además, los uniformados dejaron ir a los delincuentes y la familia tuvo que volver a pagar para que lo liberaran.

Según publicó el portal fiscales.gov.ar, el hecho ocurrió en octubre de 2015, cuando los dos policías le quitaron el dinero a los captores luego de que recibieran el pago por la liberación del joven secuestrado.


Embed

A pedido del fiscal a cargo de la Fiscalía Federal 2 de Morón, Carlos Hernán García, el titular del juzgado federal 1 de esa jurisdicción, Juan Pablo Salas, detuvo, indagó y procesó a los efectivos de la Policía Bonaerense Julio Oscar González y Jonathan Ezequiel Cardozo, por “robo con armas agravado por su condición de integrantes de una fuerza de seguridad”, indicó la publicación.

El fiscal acusó a los efectivos de robarle a los secuestradores el dinero que minutos antes habían pagado los familiares y, aunque no pudo probar que tuvieran vinculación con los delincuentes, cuestionó que el accionar de los agentes obligó a los familiares a pagar un segundo rescate, lo que hizo peligrar la vida del cautivo.


Embed

El hecho ocurrió cuando un hombre llegaba a su casa en la localidad de Villa Sarmiento, en el oeste del conurbano, a bordo de un Ford Focus y fue interceptado por delincuentes que circulaban en un Renault Clio.

Los secuestradores nunca fueron identificados pero el fiscal acusó a los policías Cardozo y González por robar el dinero y poner en peligro la vida del secuestrado.