La medida se suma a la que ya rige para la rama de abastecimiento de combustibles. "En dos o tres días, la Ciudad se va a complicar", advirtió el titular del gremio, Pablo Moyano.
El sindicato de Camioneros inició anoche una retención de tareas en el servicio de recolección de residuos en la Ciudad de Buenos Aires, medida que se suma al paro de 48 horas iniciado a las cero hora de ayer en el transporte de combustibles.

"El Gobierno no da respuesta a los reclamos, y hoy los conflictos se suceden. Anoche a las 21 horas empezó una retención de tareas en la recolección de residuos, lo que va a originar que haya una disminución de la actividad. En dos o tres días, la Ciudad se va a complicar", advirtió el secretario adjunto del gremio, Pablo Moyano.

En declaraciones radiales, el sindicalista emplazó al presidente Mauricio Macri a "empezar a dar respuestas no solo en el tema salarial, sino también con el impuesto a las Ganancias".