El Solar Impulse 2 finalizó su travesía por los Estados Unidos y en su nueva fase cruzará el Atlántico hacia Europa. Luego volverá a su punto de partida, en Abu Dabi, desde donde partió el 9 de marzo de 2015.
El avión Solar Impulse II aterrizó en la madrugada de este sábado en el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York, luego de sobrevolar la Estatua de la Libertad, última etapa de su travesía de oeste a este de Estados Unidos.

000_BQ7GN.jpg
El aparato despegó poco antes de medianoche del aeropuerto de Lehigh Valley (Pensilvania, este) y aterrizó sin problemas a las 4 de la madrugada. Antes pasó por Manhattan, el puerto de Nueva York y la Estatua de la Libertad.

Avion Solar.flv
"Es absolutamente increíble", dijo el piloto suizo André Borschberg desde el avión, cuando sobrevolaba la estatua iluminada para la ocasión. "Es un sueño".

Las cámaras instaladas en un barco del puerto de Nueva York grabaron el avión, mientras sobrevolaba el puente de Verrazano, camino de la Estatua de la Libertad.

Embed
Se trata de una aeronave con un peso similar a un coche grande y el tamaño de un Boeing 747 que se alimenta únicamente con luz solar.

Para los pilotos, terminar la travesía en esta estatua, "símbolo de la libertad de iniciativa, la libertad de innovar" es "un momento muy importante para mí".

El avión tardó poco más de cuatro horas en completar la última etapa de su travesía en Estados Unidos.

En su nueva fase cruzará el Atlántico hasta Europa y luego volverá a su punto de partida, en Abu Dabi, de donde dos pilotos suizos, Bertrand Piccard y André Borschberg, partieron el 9 de marzo de 2015.

El aparato funciona con hélices movidas por energía suministrada por sus 17.000 células fotovoltaicas. Avanza normalmente a algo menos de 50 km/h, pero con una exposición directa al sol es capaz de duplicar la velocidad.