En un acto realizado en Florida, el precandidato republicano respondió a las críticas y disparó: "Soy la persona menos racista que hayan conocido". Además, volvió a prometer la construcción de un muro sobre la frontera que sería pagado por México.

El virtual candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, se definió como la “persona menos racista” y resaltó su estima por México durante un acto que ofreció en el Centro de Convenciones de Tampa, en el centro de Florida.

“Soy la persona menos racista que hayan conocido”, dijo el magnate republicano a sus seguidores durante el acto que ofreció y en el que, tras resaltar que muchos nacionales del país latinoamericano son sus empleados, precisó que no está en “contra de la gente”, sino en contra de los actuales líderes políticos estadounidenses.

Las palabras de Trump fueron una respuesta a las declaraciones que ofreció el republicano Mitt Romney, quien en una entrevista con la cadena CNN señaló que no quiere ver que se “destile racismo” a causa de una eventual elección de Trump como presidente de Estados Unidos.

Como en otros eventos de su campaña, Trump insistió en su propuesta de construir un muro en la frontera, pagado por México, y prometió mejores tratos comerciales con China e Irán.

El magnate inmobiliario volvió a criticar a la candidata demócrata, Hillary Clinton, por pretender abolir la segunda enmienda de la Constitución estadounidense, que otorga el derecho a los ciudadanos a portar armas.