Más allá del escándalo por su viaje a Barcelona para declarar en el juicio por fraude fiscal y también el revuelo y expectativa que generó su lesión en la previa de la Copa América, hay un tema que hoy está en boca de todos respecto al capitán de la Selección argentina, Lionel Messi: su barba.
Aunque cueste creerlo, el look del rosarino durante su estadía en el certamen continental generó mucha repercusión, ya que abandonó su habitual prolijidad para mostrar una barba casi colorada que trajo muchos elogios en las redes sociales.

Y claro que los medios no tardaron en consultarle al respecto, a lo que Messi, en tono jocoso, manifestó: "Si me saco la barba, me matan", aseguró al respecto, dando a entender que dicho look ya se convirtió en una verdadera cábala.

Como estandarte de una Selección que busca una alegría continental luego de 23 años, Lionel Messi tiene bien en claro lo que hay que hacer dentro de la cancha, como ya lo demostró con sus 3 goles en menos de media hora ante Panamá. Y ahora, para colmo, parece saber también lo que hay que hacer fuera de ella. ¿Servirá la nueva cábala?