Daniel Fuente Serrano es un cirujano plástico que reside actualmente en la ciudad neuquina de Cutral Co. En los últimos días, reapareció
públicamente, después de enfrentar denuncias de diversa índole, para ofrecer sus tratamientos de belleza por Facebook.
Las publicaciones de Fuente Serrano en las redes sociales levantan polémica. La foto de una operación de mamas "antes y después" sin el consentimiento de la paciente fue uno de los comentarios más resonantes entre los habitantes de Neuquén, que además critican al cirujano por sus promociones vía Facebook.

Embed
"Es increible la aceptacion que han tenido todos los grupos de implante mamario 12 cuotas. Implante mamario VIP . Lipo 4D y lipo 4D vip", escribió el médico en una de sus tantas publicaciones en Facebook.

Según Big Bang News, Fuente Serrano fue célebre en Estados Unidos por sus problemas con la ley, tras realizar tres operaciones a celebridades de Hollywood que terminaron con denuncias en su contra: Priscila Presley (hija de Elvis), Shawn King y Diane Ritchie.

"Armado con jeringas llenas de un milagroso 'removedor de arrugas', inyectó a sus pacientes con una silicona similar a la que se usa para lubricar autopartes", dijo sobre él una nota publicada el 6 de diciembre de 2006 en el diario Los Angeles Times.

"Shawn King pagó U$$ 7000 por inyecciones administradas en 2003 en su casa de Beverly Hills. Pero las inyecciones dañaron su labio inferior, causándole una protuberancia desagradable y dura que le dificulta beber líquidos e incluso hablar", agrega el diario. King realizó una denuncia penal al respecto y la Justicia le dio la razón.

Embed
El caso de Priscilla Presley es similar. Parálisis facial, protuberancias, agujeros en el rostro y un aspecto general deplorable son el resultado del mismo "tratamiento" desarrollado por Fuente Serrano, quien inyectaba una solución no aprobada por la FDA (Food And Drugs Administration, carecía de licencia para ejercer la medicina y trabajaba con el seudónimo Jiffy Lube.

En los Estados Unidos, Fuente Serrano fue hallado culpable por una corte federal de Los Angeles por los delitos de Conspiración, contrabando (de las drogas que inyectaba en sus tratamientos) y uso de drogas no aprobadas. Fue sentenciado a 18 meses en una prisión federal y luego deportado a la Argentina.

Como nadie le quitó la licencia médica pudo ejercer su trabajo normalmente. Radicado en la provincia de Neuquén, organiza a través de su muro de Facebook planes de ahorro y sorteo de implantes mamarios en 12 cuotas.