"No era una persona estable", dijo la mujer que pidió mantenerse en el anonimato por temor a represalias. "Me golpeaba. Venía a casa y empezaba a golpearme", confesó. Había conocido al homicida en Internet y viajó hasta Florida para casarse con él.

La ex mujer del supuesto autor de la matanza de Orlando, Omar Mateen, que causó al menos 50 muertos y 53 heridos, declaró que no era una "persona estable" y que la maltrataba.

Embed


"No era una persona estable", declaró la exesposa al diario The Washington Post bajo condición de anonimato porque teme por su seguridad tras la masacre supuestamente cometida por su ex marido.

"Me golpeaba. Venía a casa y empezaba a golpearme", afirmó la mujer, que conoció al sospechoso hace ocho años en internet y decidió mudarse a Florida para casarse con él en marzo de 2009.

Embed

"El parecía un ser humano normal" hasta que se tornó violento, indicó.

Mateen, que portaba un fusil de asalto y una pistola, murió en un enfrentamiento con la Policía, que entró al local para liberar a los rehenes que él había tomado.