Sony y Microsoft llegan a la feria de videojuegos E3 con estrategias dispares: la apuesta de la japonesa son los grandes juegos y la realidad virtual, mientras que Xbox quiere plantar batalla con versiones evolucionadas de su consola.
El foco de los grandes rivales de la industria del videojuego fue diametralmente opuesto en sus conferencias previas al arranque de la feria de videojuegos más importante del mundo.

Mientras el plato fuerte de Microsoft fue el anuncio de dos nuevas versiones de su consola Xbox One, Sony dedicó el grueso de su conferencia a mostrar las grandes superproducciones que llegarán a PlayStation 4 y a su casco de realidad virtual.

Con 40 millones de PS4 vendidas, la compañía japonesa es líder de la actual generación de consolas y Microsoft decidió mover ficha para dar impulso a Xbox One.

La compañía fundada por Bill Gates anunció Project Scorpio, una consola compatible con la realidad virtual y con el juego en ultra alta definición que saldrá a la venta a finales de 2017: "Será la consola más potente jamás creada", prometió el responsable de Xbox, Phil Spencer.

A más corto plazo, Microsoft pondrá a la venta en agosto Xbox One S, una versión más pequeña que la original -con más capacidad de almacenamiento, un precio de partida de US$299 y reproducción de vídeo en 4k- que le ayudará a aumentar su parque de consolas instaladas.

Del único hardware del que habló Sony fue de su casco de realidad virtual, PlayStation VR, que se pondrá a la venta el próximo 13 de octubre a un precio de US$399 y que contará con un catálogo de 50 videojuegos antes de que termine el año.

God of War - E3 2016 Gameplay Trailer - PS4.mp4
La vuelta de "God of War", la publicación en octubre de "The Last Guardian" y el anuncio de "Death Stranding", el nuevo proyecto del creador de "Metal Gear", Hideo Kojima, tras su marcha de Konami, fue lo más celebrado en el Shrine Auditorium de Los Ángeles. Tras una ausencia de varios años, "God of War" vuelve a la palestra con el guerrero Kratos en la nieve, acompañado de su hijo y rodeado de dragones y criaturas extrañas.

Además de lo nuevo de Kojima, Sony develó otros dos videojuegos completamente inéditos: "Days Gone" -repleto de zombies- y "Detroit Become Human" -lo nuevo del estudio francés Quantic Dream-.

Para muestra, un botón: en el apartado de realidad virtual, los nombres propios asociados a PlayStation VR fueron "Resident Evil 7: Biohazard" ,"Batman Arkham VR", "Final Fantasy XV" y "Star Wars Battlefront".

Aunque en la estrategia de Microsoft haya primado la potencia de la tecnología, la compañía también mostró sus fortalezas en el terreno del software.

DEATH STRANDING TRAILER PS4 KOJIMA GAME E3 2016.mp4
Los títulos exclusivos con los que quiere plantar cara a Sony en los próximos meses son "Gears of War 4", "Forza Horizon 3", "Recore", "Dead Rising 4", "Scalebound", State of Decay 2", "Sea of Thieves" y "Halo Wars 2".

Además, pretende potenciar las sinergías entre Xbox y Windows 10 y para ello creó Xbox Play Anywhere, un programa de compatibilidad de juegos entre su consola y los ordenadores personales que tengan instalado su sistema operativo.

El lunes, jornada previa al arranque hoy de la feria E3, también fue el día elegido por Ubisoft para enseñar sus cartas.

La editora francesa ha mostrado dos juegos inéditos: "Steep", un título de deportes de montaña ambientado en un mundo abierto, y "Star Trek: Bridge Crew", una experiencia galáctica de realidad virtual. Además, ha anunciado que "Watch Dogs" será el segundo videojuego que lleve al cine tras "Assassin's Creed".