Alejandra Glis Carbó y Juan Manuel Urtubey firmaron un convenio de cooperación para contar con una unidad propia para la investigación de delitos graves. Es la primera que funcionará en el interior del país.

La Justicia Federal y la Provincial firmaron un convenio clave para la lucha contra el narcotráfico con el compromiso de crear una sede regional de la Delegación Regional NOA de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), en Salta.

UTURBEY

El convenio fue firmado por el Ministerio Público Fiscal de la Nación y el Ministerio Público Fiscal. La mediada será acompañada de la creación de la Unidad Conjunta de Análisis Criminal.

La sede regional NOA, con sede en Salta, es la primera que funcionará en el interior del país, y es fruto del avance en la intensa lucha contra el delito llevada a cabo durante los últimos años en la provincia.

UTURBEY

Participaron en la firma del convenio, el gobernador Juan Manuel Urtubey, la procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó y el procurador general de la Provincia, Pablo López Viñals.

El Gobernador aseveró que "es correcta la decisión política de crear una delegación de la Procunar", y con respecto a la Unidad de Análisis Criminal, destacó la formalización, ya que "venía funcionando gracias al compromiso, al coraje y buena voluntad". Indicó que cualquier alternativa, "deberá ser superadora".

Urtubey dijo que "con esta iniciativa ha cambiado el paradigma, y en la medida en que continuemos dando pasos concretos, vamos a seguir cumpliendo nuestras funciones con un único fin, que es el de trabajar por la gente".

CARBÓ

La Delegación NOA de la Procuraduría de Narcocriminalidad estará compuesta de un equipo interdisciplinario y tendrá competencia en el resto de las provincias de la región.

Gils Carbó expresó que "esta experiencia con Salta puede ser extendida a las otras regiones de Argentina", y opinó que "el Ministerio Público Fiscal de Salta es un modelo a seguir, por su trabajo en equipo y estrategia".

CARBÓ

La Unidad Conjunta de Análisis Criminal, cuyos objetivos se focalizarán en un Plan de Persecución Penal Estratégica, brindará un ámbito formal a la labor de los fiscales federales y provinciales. "Estos dos avances van a consolidar el cambio de paradigma en el cual venimos trabajando y será un ejemplo de eficiencia que podría extenderse en todo el país", dijo la Procuradora.