La Cámara Federal porteña confirmó el sobreseimiento del Presidente en la causa por las escuchas telefónicas ilegales a su ex cuñado y a un familiar de una víctima del atentado contra la AMIA.
El fallo de la Sala I de la Cámara dejó firme la decisión adoptada por el juez Sebastián Casanello el 29 de diciembre pasado que había dispuesto "desvincular definitivamente a Mauricio Macri" de la investigación al sostener que no hay "siquiera una prueba directa" que acredite que Macri ordenó o escuchar a su cuñado, Néstor Leonardo ni a Sergio Burstein.

El caso ya fue elevado a juicio y serán juzgados el ex espía Ciro James, el ex ministro de Educación Mariano Narodowski, el ex jefe de la Policía Metropolitana Jorge Palacios, su entonces segundo Osvaldo Chamorro; entre otros acusados.

La justicia sostiene que no hay pruebas como para "adjudicarle (a Macri) formar parte de unas asociación ilícita dedicada al espionaje clandestino".