El juez Rafecas hizo lugar al pedido formulado por el fiscal Federico Delgado y ordenó la detención del ex secretario de Obras Públicas en el marco de una causa iniciada en su contra en 2008.
El juez federal Daniel Rafecas ordenó este martes la detención de quien fuera secretario de Obras Públicas durante el la gestión kirchnerista, José López, en el marco de una causa por presunto enriquecimiento ilícito que se inició en el 2008, informaron fuentes judiciales.

La decisión de Rafecas se produjo como respuesta al pedido realizado por el fiscal federal Federico Delgado luego de que López fuera apresado esta mañana con millones de dólares y una arma de guerra en un monasterio de la localidad bonaerense de General Rodriguez.

Para la fiscalía, López estaría intentando ocultar pruebas, y en función de ello reclamó la inmediata detención.

El fiscal se mostró sorprendido por la detención, por lo que elaboró un texto en el que plantea la relación inseparable entre su rol como Secretario de Obras Públicas, que es central en la investigación que lleva adelante otro juez, Julián Ercolini desde hace tiempo también, y la del enriquecimiento.

Además, como recientemente la Cámara Federal ordenó ampliar la investigación, el fiscal consideró que ambas causas deben tramitar juntas. Por eso requirió al juez Rafecas que lo detenga, que lo indague, y que luego envíe el proceso a conocimiento de Ercolini.

López tiene tres causas en trámite, una iniciada por denuncia de la actual conducción de la Dirección Vialidad Nacional que acusó al ex funcionario de haber direccionado obras públicas a favor de Austral Construcciones, del empresario Lázaro Báez.

Además es investigado por el juzgado federal 5 por maniobras de direccionamiento de obras públicas a la firma Rovella & Carranza SA, asociada también a Lázaro Báez, y a raíz que aquella firma fue comprada por "Gotti Hermanos SA" que el "arrepentido" Leonardo Fariña no figura en el dominio registral del empresario santacruceño "pero es él quien la controla, directa o indirectamente".

Para la fiscalía el enriquecimiento ilícito de López es producto de las maniobras de direccionamiento a favor del grupo Báez, y por eso Delgado reclamó que todas las causas se acumulen en el juzgado de Ercolini, quien tiene a cargo el expediente iniciado por denuncia de la Dirección Nacional de Vialidad.

"El presunto enriquecimiento ilícito de López y su participación para digitar la adjudicación de la obra pública nacional son eslabones de una misma cadena que no pueden ser escindidos. Sobre todo, si tenemos en cuenta que era, ni más ni menos, el Secretario de Obras Públicas de la Nación, con lo que no podía desconocer los sucesos relacionados a la adjudicación de la obra pública nacional", dijo Delgado en su dictamen.

Al explicar el origen del enriquecimiento de López, Delgado se remitió a los dichos del "arrepentido" Fariña, en la causa de lavado de dinero contra el empresario Lázaro Báez.

Fariña hizo referencia a un "plan sistémico cuyo objeto fue el vaciamiento de las arcas públicas mediante la obra pública", y que el mismo estaba conformado por el entonces ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción Carlos Wagner, así como a las firmas Austral Construcciones, Gotti Hermanos S.A., Kank y Costilla, Sucesión de Adelmo Biancalani, y ESUCO, entre otras.

"Dijo que el modus operandi constaba de cinco pasos: en primer lugar, sobreprecio en la obra pública; segundo, adelanto financiero de obra; tercero, facturación apócrifa; cuarto, cohecho y quinto, lavado de activos", recordó el fiscal.

Delgado pidió la detención y la declaración indagatoria de López. También pidió que se requiera al juez que interviene en General Rodríguez por el episodio de esta madrugada, que remita copia de las actas de detención y secuestro de los elementos que fueron encontrados en el convento donde se presume el ex funcionario intentó ocultar el dinero de los bolsos.