La Policía de Arrecifes detuvo a un menor de edad que fue sorprendido intentando robar una moto. Pero al ser trasladado a la Comisaría la Justicia ordenó liberarlo y reunirlo con su familia. Como la madre es oriunda de la ciudad de Salto y no tenía dinero para viajar, un patrullero debió llevar al joven hasta su casa.

El caso se registró en las últimas horas en la ciudad bonaerense de Arrecifes. La Policía local detuvo a un menor de edad oriundo de Salto, quien fue sorprendido intentando robar una moto Corven que estaba estacionada. El menor fue reducido por los efectivos y trasladado en patrullero a una dependencia policial.

Embed

Sin embargo, desde la Comisaría se comunicaron con la Fiscalía del Joven de San Nicolás, que dispuso la inmediata libertad del menor y la entrega a su progenitora, pese a tener un frondoso prontuario de delitos contra la propiedad en Salto y en otras ciudades de la zona, estando internado hasta hace poco en un instituto de menores.

Según publicó el portal CShoy24, lo más insólito llegó cuando la Justicia ordenó llevar al menor con su familia. Como la madre no tenía dinero para viajar a buscar a su hijo a Arrecifes, la Policía debió convocar a personal del Servicio de Niñez y Adolescencia para que acompañe al joven en un patrullero que debió trasladarlo hacia su casa en Salto.