El encuentro entre Argentina y Bolivia no dejó demasiado para analizar, teniendo en cuenta que sólo servía para completar el fixture y completar el Grupo D de la Copa América Centenario. Quizás por eso una de las cosas que más sobresalió fue una jugada de Lionel Messi que tuvo una "víctima" principal.
La Pulga, que ingresó en el segundo tiempo, picó en posición adelantada y quedó mano a mano con Carlos Lampe, arquero de Bolivia, en uno de los costados del área. El árbitro pitó el offside, pero el argentino no se quedó con las ganas y le tiró a Lampe un caño que se reprodujo al instante en todo el mundo.

Embed
Ante esto, uno de los buscados por los micrófonos tras el encuentro en la zona mixta fue el propio Lampe, que opinó sobre dicha acción: "Messi hace cosas que otros no pueden hacer. Si hubiese sido un central u otro jugador capaz le pego una patada o lo empujo, pero como estamos hablando del mejor nadie me puede decir nada".

Además, para sacarse algo de responsabilidad, Lampe no dudó en admitir que "ya había escuchado el silbato y sabía que no valía".

¿Le creés?