Desde Metrovías denuncian que un grupo de empleados "se niega a trabajar más de cuatro horas diarias".

La Línea B, que une las cabeceras J. M. de Rosas y Leandro N. Alem, fue interrumpida desde las 5 AM de este miércoles por una medida de fuerza gremial llevada adelante por la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP).

Embed

Según informó Metrovías, el verdadero motivo de conflicto obedece a que los conductores y guardas de la Línea B, que perciben en promedio sueldos superiores a los $30.000, se niegan a trabajar más de cuatro horas diarias. Es por ello que no completan su diagrama de trabajo, provocando importantes demoras y alteraciones en el servicio que perjudican a los 300.000 usuarios que utilizan la línea diariamente.

Además señalaron que "los delegados de la Línea, en una actitud irresponsable, instan al personal a abandonar el servicio luego de cumplidas cuatro horas de trabajo, ya que entienden que 5 horas 10 minutos de trabajo constituyen una carga laboral excesiva".

Embed

Por tal motivo, Metrovías decidió sancionar al grupo de conductores y guardas con un descuento en su sueldo de $440, aproximadamente.

La Gerente de Relaciones Institucionales, Lucía Ginzo, señaló: "Sabemos que una gran mayoría de los trabajadores es consciente de la importancia trascendental del servicio que prestamos, y que no están de acuerdo con la intransigencia de un grupo pequeño que se niega a cumplir su horario laboral. Esta ha sido una medida de fuerza ilegal e intempestiva, que toma de rehenes a miles de personas que no pueden utilizar el subte".