El hijo de Julio Iglesias se perdió en la coreografía pero le puso humor y aceptó las devoluciones, que alcanzaron sólo 12 puntos.
Si es por bailar, Julio Iglesias Junior se lleva el peor puntaje en el Bailando (y así fue, porque logró sólo 12 puntos, con un 0 de Marcelo Polino), pero si es por la simpatía y la buena onda, el hijo del cantante obtiene un merecidísimo 10.

Es que Iglesias no pudo coordinar ni un paso en la música disco (incluso en un momento se le resbaló la bailarina en un truco y hasta se perdió en el final), pero que le puso humor, sí, ¡y mucho!

Seguí leyendo en RatingCero.com