El pequeño tenía la mollera caída. La mujer lo agarró de los pies, poniéndolo con la cabeza hacia abajo. Lo tuvieron que llevar de urgencia a un hospital.

Una curandera realizó un proceso para quitarle el llamado "mal de ojo" a un bebé quien ahora tiene complicaciones cerebrales. El hecho ocurrió en en Juticalpa, Honduras.

Embed


Milton Misael Hernández tenía la mollera caída y su madre por desesperación buscó a una mujer conocida en la zona. La abuela del menor pretendía llevarlo al hospital del lugar, pero la angustiada madre hizo caso omiso.

La curandera pasó por el pequeño cuerpo la planta natural conocida como ruda y un huevo. Luego procedió con el masaje en el cuerpo. Luego le succionó la mollera y lo agarró de los pies, poniéndolo con la cabeza hacia abajo.

Embed


Seguidamente el pequeño no paró de llorar y tampoco presentó mejoría alguna y hasta que o trasladaron al hospital más cercano. Como consecuencia del ritual el pequeño no mueve el lado derecho de su cuerpo y está bajo observación por los neurólogos y neurocirujanos del Hospital Escuela Universitario hondureño.