En una gala en la que hubo un poco de todo, retornó a la casa la hermanita más desopilante, tras su polémica participación en 2015.

Tras el abandono de Macarena, en Gran Hermano se decidió que los reemplazos sean dos mujeres elegidas por el público: una eliminada de la actual edición, y alguna participante del año pasado. Las elegidas fueron Marian y Yasmila.


Seguí leyendo en RatingCero.com