Un capitán de pesca de Mar del Plata llamó para pedir consejos de cómo recuperar a su ex, pero terminó contando que fue un alcohólico y que "manoseó" a su nieta.
Un hombre de 72 años llamó al programa radial "Perros de la calle" para pedir consejos a los conductores porque quería recuperar a su ex mujer. No salió como esperaba y terminó confesando haber hecho algo terrible.

"A los 70 dejé de beber. Antes de cumplir el año de abstinencia conocí a una mujer y vi otro mundo porque yo nunca salí con una mujer sobrio", comentó el hombre.

Oyente Perros de la Calle
Además de contar su adicción al alcohol –"una botella de whisky se me iba en el día"-, la conversación fue cambiando drásticamente de tono.
"Derrapé con el alcohol y rompí todos los códigos"
"Capitán, ¿por qué dejaste?", quiso saber el conductor. La respuesta lo dejó sin palabras. "Porque hice una cosa que no tiene perdón, le fallé a mis hijos: fui el peor padre del mundo. Me echaron de su casa y con toda la razón. Mi único consuelo es que estoy sobrio, sé lo que hice y no lo quiero volver a hacer", contestó.

El hombre fue llevando la charla hacia un lugar más profundo y contó que tenia una pésima relación con sus hijos. "Miro a Mallorca, donde está viviendo mi hijo, al que más daño le hice, y me emociono, pero me la tengo que bancar. Cuando mi hijo se enteró lo que hice, me dijo 'si podes matarte, matate, no vengas acá porque te mato'".

"Lo que hice no tiene perdón, es algo inenarrable. Derrapé con el alcohol de tal manera que rompí todos los códigos, eso es lo que más me duele. Tiene que ver con la hija de mi hijo. No es joda lo que hice. El solo hecho de haber manoseado a mi nieta, eso no tiene perdón de Dios", admitió.

"Los hermanos hacen causa común y me parece perfecto. No sé dónde meterme de la vergüenza, pero bueno, hay que vivir", aseguró.

Los conductores del programa no continuaron con la sección debido a la gravedad de los hechos que había relatado el oyente.