La celebridad perdió peso en tiempo récord y lo festejó de la forma que ella prefiere: mostrándose sin ropas.

"Kim Kardashian, como nunca la has visto". Ese es el título de una fuerte producción que le celebridad hizo a la revista GQ, después de perder 32 kilos en un tiempo récord, tras dar a luz a su hijo Saint West.


Seguí leyendo en RatingCero.com