Un fanático turco sufrió la caída frente a Croacia por la Eurocopa de Francia como ninguno, ya que su novia se dedicó a apagarle el televisor en cada ataque de su equipo. Pero su paciencia dijo basta y destrozó todo. Mirá el video.