La monja aseguró en declaraciones radiales que el ex secretario de Obras Públicas de la Nación admitió que el dinero era robado. "Ni sabía lo que decía, era una persona que estaba perdida" dijo la hermana Alba.
La hermana Alba, integrante del monasterio en el que fue detenido el martes pasado por la madrugada el ex secretario de Obras Públicas de la Nación, José López, aseguró este jueves que "estaba loco, lloraba, lloraba y lloraba".

En diálogo con el programa Algo para contar de radio La Salada, la hermana Alba contó que "estaba loco ese hombre cuando vino, lloraba, lloraba y lloraba; ¿y por qué llora?, le pregunté; hermana, porque cuando salga de acá me llevan preso, me dijo. ¿Y por qué lo van a llevar preso, pregunté?; porque yo sabía que ustedes querían terminar el monasterio en marzo y no pudieron y entonces yo quería cooperar con ustedes y traigo dinero, y cuando me dijo eso agregó-: porque este dinero que traje para ustedes lo robé; ¿cómo que lo robó, porque no lo devuelve?, ¡eso está mal!, le dije; –ahora salgo y me meten preso; respondió. Ni sabía lo que decía, era una persona que estaba perdida".

"Yo ese dinero no lo recibo, le dije y se fue afuera", agregó luego.

Consultada, luego sobre si otras personas cuentan con las llaves para ingresar al monasterio, la hermana Alba respondió: "No, las llaves la tenemos nosotros, pero la asesora que se llama Ana si tiene llave".