Los rescatistas recuperaron el dispositivo que podría aportar datos sobre los últimos momentos de la trayectoria de la aeronave que se precipitó con 66 personas a bordo.
Los equipos rescatistas que buscan restos del avión de EgyptAir que se precipitó al mar Mediterráneo el 19 de mayo pasado encontraron este viernes la segunda caja negra de la aeronave, que podría aportar datos de qué ocurrió.

El descubrimiento se produjo un día después de que el equipo de la empresa francesa Deep Ocean Search diera con la caja negra de la cabina de pilotos. Ambos aparatos serán enviados a la Fiscalía General de El Cairo, en Egipto, que ya dio la orden de remitirlos a la comisión de investigación del caso.

"Si las unidades de memoria de ambas grabadoras están en buenas condiciones, el proceso de descarga comenzará directamente en los laboratorios del Departamento Central para la Investigación de Aviones", informaron desde el Ministerio de Aviación Civil egipcio.

El proceso podría tardar "varias semanas" dependiendo del estado de las cajas negras. "Si el daño es importante, el proceso de reparación será llevado a cabo en el extranjero bajo la supervisión del comité de investigación", explicaron.

La segunda caja negra del vuelo de EgyptAir contiene información técnica registrada directamente por el sistema del avión.