Así lo aseguró Marisa Mazzarini, la madre de Julieta, la joven modelo que falleció repentinamente mientras daba una clase de taebo.
La muerte de Julieta Mazzarini conmociona a Bahía Blanca, la joven era una de las modelos más ascendentes de la ciudad. Luego de sufrir un infarto en plena clase de tae-bo y otros cuatro más ya internada, la joven falleció el miércoles pasado en un hospital bahiense.

Embed
Julieta era una modelo que se estaba abriendo camino en otros países de Latinoamérica y estuvo viviendo en México y Perú antes de regresar a Bahía Blanca.

"A ella le ingresó una bacteria que fue directo al corazón, razón por la cual quedó internada un tiempo. El año pasado, por un problema de salud que tuvo mi papá, decidió no viajar", señaló su mamá Marisa, en declaraciones radiales.

Embed
"La última vez que viajó a Lima tuvo un problema con su muela de juicio y como se la tuvieron que extraer, quedó la herida un poco abierta", contó la madre y continúo: "No sabemos qué pasó, fue muy similar a una muerte súbita. Se desvaneció adelante mío, la llevé al hospital y tuvo tres paros más. Fue una fatalidad, pero no fue ningún virus extraño", aclaró Marisa.