Desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzaron un plan millonario para combatir la infección. Buscan aumentar las capacidades de respuesta en todos los países afectados y reforzar el área de comunicación para dar a conocer los riesgos que conlleva el contagio con el virus.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) presentó su Plan Estratégico de Respuesta para la epidemia del virus del Zika para los próximos 18 meses, enfocado a la prevención y en la gestión de los efectos de la enfermedad, para el que estima que se necesitarán 121 millones de dólares.

La directora general del organismo, Margaret Chan, afirmó a través de un comunicado que "hemos aprendido mucho de la infección del Zika, cómo se contagia, sus consecuencias y las prioridades para su control desde que desarrollamos la primera respuesta". Y remarcó: "Ahora la respuesta necesita una estrategia integrada que coloque a las mujeres en edad de gestación en el centro".

El brote de Zika, detectado ya en más de 60 países, surgió a fines de 2015 en Brasil y, según la OMS hay evidencia científica de la relación entre el contagio con el virus y el aumento de casos de malformación congénita en recién nacidos, especialmente microcefalia y el Síndrome de Guillian-Barré, que causa parálisis muscular y puede afectar a los pulmones.

Embed
En consecuencia, el organismo recomendó a las personas que vivan o visiten áreas afectadas que se protejan de las picaduras y usen preservativos, ya que se comprobó el contagio a través del semen de hombres infectados.

Asimismo, aconsejó a las embarazadas no viajar a las zonas afectadas; y a las gestantes con parejas que hayan viajado a zonas afectadas por el Zika se les recomienda que usen preservativo o se abstengan de mantener relaciones sexuales.

El plan propone atención especial en manejar las complicaciones de la infección, por lo que pide que se aumenten las capacidades de respuesta en todos los países afectados y en aquellos que eventualmente lo puedan estar.

Embed
Según el proyecto presentado por el organismo es fundamental reforzar el área de comunicación para que todas las mujeres en edad de gestación y sus parejas sean conscientes de los riesgos que conlleva el contagio con el virus.

El documento también afirma que otro de los puntos centrales es combatir el vector (el mosquito Aedes Aegyti, responsable también de transmitir el dengue, el chikungunya y la fiebre amarilla) y el asesoramiento en educación sexual y en salud reproductiva "en el marco social y legal de cada país donde hay transmisión".