Una mujer de 39 años falleció el viernes al ser arrollada por el Tren Patagónico a la altura de la localidad rionegrina de San Antonio Oeste y las primeras hipótesis apuntan a que usaba auriculares que le impidieron escuchar la formación.
El siniestro ocurrió cerca de las 19 horas del viernes cuando la víctima, una empleada municipal, caminaba por las vías de espaldas a la locomotora.

Fuentes policiales identificaron a la mujer como Verónica Rodríguez que tras el arrollamiento fue trasladada por una ambulancia al hospital Aníbal Serra de esa localidad pero falleció momentos después de ingresar al centro de salud.

Embed
Según testigos presenciales la víctima llevaba puestos auriculares al momento del hecho, razón por la que no pudo escuchar la proximidad de la máquina, aunque por el momento la policía baraja diversas hipótesis como negligencia por parte del maquinista.

La formación, perteneciente al Tren Patagónico, ingresaba a San Antonio luego de realizar maniobras en la zona de denominada "Doctor Rogelio Cortijo", un paraje ubicado a pocos kilómetros al oeste donde hay un triángulo de vías para invertir las locomotoras.

Embed
Por razones que son investigadas, la mujer caminaba sobre las vías y algunos testigos explicaron que el motorman hizo sonar la bocina varias veces.

Tanto el maquinista como los dos ayudantes que lo acompañaban se hallan detenido bajo la caratula de "homicidio culposo" en la comisaría 10º, al igual que el jefe de estación.

Se espera que todos ellos brinden su testimonio en la causa que se tramita en el juzgado de instrucción nº 4 a cargo del juez Carlos Mussi.