Desde hace tiempo, vecinos de Metán se quejan de que sufren esta problemática. Todos apuntan contra un local de faena de la zona.
Un nuevo derrame de aguas servidas con restos de animales y sangre tuvieron que soportar nuevamente los vecinos de un sector del barrio Matadero, que se encuentra ubicado en la ciudad salteña de San José de Metán.

El líquido fluyó en la esquina de las calles Río Piedras y Lerma, donde hay una boca de registro de la empresa Aguas del Norte, más precisamente en la vereda de uno de los vecinos más afectados por esta situación.

Embed
"Esto es realmente insoportable. El agua de las cloacas ingresa al patio de mi casa y arrastra carne y tripas de animales, como vacas y cerdos, los que son faenados en el matadero que se encuentra cerca de acá", señaló preocupado a el diario salteño El Tribuno, Santos Manuel Jurado.

Y agregó: "Este problema viene desde hace mucho tiempo. Se hicieron ya numerosos reclamos, pero hasta el momento no hay ninguna solución". Los líquidos siguen su recorrido contaminante por calle Río Piedras hacia abajo, donde también hay algunas viviendas.

UN FOCO INFECCIOSO

El nuevo derrame se produjo el jueves de la semana pasada. Las aguas servidas se pusieron de color rojo por la sangre de los animales. Además, los perros del sector se amontonaron en el lugar para comer los desechos.

"El agua sale colorada por la sangre de los animales. Todo es un asco, no se puede vivir así. Alguien tiene que dar una solución definitiva a esto. La gente de Aguas del Norte estuvo trabajando acá, pero al día siguiente comenzaron a fluir nuevamente los líquidos, pero esta vez sin sangre ni restos", dijo Jurado.

La tapa de los ductos cloacales se encuentra en la vereda de este vecino, que es el más afectado por la situación.