Un niño de 8 años murió el domingo tras ser arrastrado y recibir una violenta patada de un caballo en una casa de la localidad de Frías, 150 kilómetros al oeste de la ciudad de Santiago del Estero.
El accidente ocurrió durante la mañana cuando la víctima, identificada como Roberto Froilán Soria, jugaba en los fondos una vivienda ubicada en calle Corrientes al 800 de la denominada "Ciudad de la Amistad".

Embed
En esa circunstancia y por causas que se tratan de establecer, el nene fue arrastrado aparentemente con un lazo al que tenía sujetado al caballo, que además le dio una patada en la cabeza causándole la muerte en forma instantánea, según médicos de Sanidad Policial.