Con una pegatina en los barrios porteños de Palermo y Belgrano, el Sindicato de Peones de Taxis habría salido a hacer las paces con la app. Todo indica que se trataría de una broma, pero ¿de quién?
Desde la llegada al país de la app, taxistas y remiseros hicieron causa común y se propusieron combatir a como de lugar a la aplicación, que amenaza con sacarles usuarios ofreciendo viajes de choferes particulares que se pueden pagar con tarjeta de crédito y mejores tarifas.

Más de una vez desde el 12 de abril pasado, día en que Uber anunciaba que se ponía en funcionamiento en la Argentina, los choferes hicieron saber su malestar.

taxis uber
En reiteradas oportunidades varios puntos neurálgicos de la Ciudad se convirtieron en mares negros y amarillos, con las diferentes protestas, y los carteles "FUERA UBER", ya son un clásico en los parabrisas de los taxis porteños.

Y fue por eso que a más de uno en la última semana le debieron llamar la atención los afiches con la leyenda "Uber el legal", firmados por el Sindicato de Peones de Taxis, que se vieron en las paredes del barrio de Palermo y Belgrano. La imagen fue enviada por un usuario a este portal, aunque sin precisiones de la dirección exacta.

Uber es legal.jpg
Al ser consultado por minutouno.com, el secretario general del Sindicato, Omar Viviani, negó la autoría de los carteles y fue contundente: "Nosostros hace dos meses que venimos pegando carteles. La última vez fue antes de la marcha de hace 15 días, hicimos una pegatina con carteles pero que dicen "UBER ES ILEGAL".

Mientras tanto, en relación a la autoría de las nuevas inscripciones que se vieron en la última semana y que pudieron llamar la atención de quienes pasearon por Palermo y Belgrano, bromeó: "Los pegó UBER". "La cabeza visible contra Uber soy yo, el sindicato, por eso la gran campaña en mi contra", amplió.

En medio de la incertidumbre, una de las hipótesis más fuertes es que los carteles sean una broma, que la imagen esté manipulada, o hasta que sea una intervención artística. Este año pegatinas y afiches, empezaron a tener fuerte presencia en estos barrios, con mensajes que por lo general suelen ser optimistas, graciosos o reflexivos, y responden a una iniciativa vinculada al arte urbano.

Si no hay Love.jpg
Intencionados o no, los mensajes no pasaron desapercibidos y le pusieron más picante a la controversia en la que todavia se encuentran envueltos los taxistas y quienes buscan que sea habilitada la aplicación, que promete a sus choferes hasta $12 mil pesos por semana y es líder en varias ciudades del mundo.