Las autoridades que investigan la muerte de Anton Yelchin confirmaron que falleció en el acto por el golpe de su propio auto.
Anton Yelchin murió por asfixia traumática contundente. Así lo develaron los resultados de la investigación de la causa, que además arrojó detalles sobre lo sucedido con la camioneta. Según fuentes citadas por el portal TMZ.com, tuvo severos daños en su pecho y cabeza: la camioneta aplastó sus pulmones y calculan que murió en el minuto posterior.

Más información en RatingCero.com